Como elegir un crucero

Nuevas rutas, destinos alternativos, mayor cantidad de embarcaciones (cada vez más grandes y lujosas), son algunos de los factores que hace que cada año el numero de cruceros vaya en aumento.

Pero lo que fundamentalmente influye es, como siempre, la experiencia vivida y transmitida. Los que prueban un crucero no tienen términos medio. O se hacen fans y no paran de recomendárselo a todo el mundo, o saben que con una vez es suficiente. El tipo de viaje y de vida que se hace abordo de un crucero es diferente pero no es para todo el mundo. Pero para saber hay que probar, y para probar hay que empezar eligiendo bien cuál será el crucero que tomaremos.

Aquí proponemos algunas cosas que se deben tener en cuenta antes de contratarlo.

  1. Pide asesoramiento. Hay agencias de viajes especializadas en cruceros que sabrán darte información sobre ofertas y características de las distintas compañías, barcos, rutas y servicios.
  2. Decide a dónde y cuándo deseas viajar y el puerto de embarque que más te conviene. Puedes desear embarcarte en el puerto más cercano a tu casa o integrar el crucero en el curso de un itinerario más largo. Además, deberás tener en cuenta que no todas las rutas de cruceros operan durante todo el año. Los cruceros a zonas como Alaska o Antártida tienen una temporada muy corta y deben reservarse casi con un año de antelación. Los cruceros que pasan por el Canal de Panamá operan en primavera y verano. Los de Europa principalmente durante el verano y los del Caribe y Asia están disponibles casi todo el año.
  3. ¿Es un viaje en familia, llevarás a los niños o irás sólo con tu pareja?. Tal vez sea un crucero para compratir con amigos, o una despedida de solter@, o una ocasión especial para compartir con tu herman@. ¿Viajas sol@? Las respuestas a estas preguntas irán perfilando el tipo de crucero que necesitas. Muchos itinerarios están enfocados a un tipo de demanda especial, y para ello están dotadas las embarcaciones.
  4. ¿buscas la paz y el sosiego en el mar, o la marcha de las fiestas abordo?. Trata de hacer un perfil de las actividades que quisieras hacer, cómo te gustaría “vivir” tu experiencia a bordo, para evitarte dolores de cabeza. ¿Eres un fanático del golf (aún en altamar)? O sólo quieres dejarte dorar al sol con una copa al borde de la piscina mientras te llevan a un puerto nuevo cada día. Teatro, fiestas nocturas, discoteca. O guardería, spa y cursos de cocina.
  5. El tamaño del barco puede ser un tema que te interese. Los grandes cruceros brindan más entretenimiento, deportes, shopping, spa, más opciones de restaurantes y bares, etc. Pero en los pequeños puede que encuentres un servicio más personalizado. También esta la opción de tomar un viaje en velero, un tipo de crucero especial.
  6. Define tu presupuesto. Organízate y aprovecha las ofertas de las compañías de cruceros por reservas hechas con mucha antelación. Una buena promoción puede tentarte lo suficiente como para elegir un destino/barco específico.
  7. Busca información sobre el crucero que te interesa particularmente. En los cruceros invernales y de larga duración, el promedio de edad de los viajeros es de unos 60 años. En verano la media de edad baja unos 10/15 años aproximadamente. La inmensa mayoría de los viajeros de cruceros (con quienes compartirás necesariamente tu viaje) no hablan español, así como los espectáculos, películas y casinos son generalmente en inglés.
  8. Elige qué tipo de formalidad deseas para tu viaje: ¿sólo el bañador y una camisa hawaiana, o llevarás también un traje formal para la noche ? En algunos cruceros se lleva la “Cena del Capitán donde se exige vestimenta formal, para otros sólo necesitarás ropa informal.

No te asustes. No es tan complicado después de todo. Define qué quieres y busca asesoriamiento. Buen viaje.